Deberíamos tener el botón “eliminar” en la cabeza.

Y así eliminar todos esos momentos que traen recuerdos y nos quieren hacer caer de nuevo, volver al sitio donde una vez nos hicieron daño. 

Aunque debemos asumir los malos momentos al igual que los buenos, de vez en cuando eliminar esos que tienen un poco de ambos es lo que queremos, pues forman parte de la persona que una vez nos hizo sentir tan felices y tan tristes.

Imagen: Pinterest

Como quisiera tener la opción “eliminar” en mi cabeza, y acabar de una buena vez con su recuerdo, y es que aparece en el escritorio de mi vida como cuando una ventana se maximiza, atormentando mi mente y queriendo que vuelva a caer en su red. Eliminar sería la mejor opción, sin ni siquiera guardar aunque sea un recuerdo suyo, pues todos me llevan a lo mismo, mi deseo por él.

Imagen: Pinterest

Y creo, o bueno pienso que la mayoría quisiera tener esta opción en su cabeza para no tener que buscar entre sus recuerdos, para que ninguno haga brotar una lagrima de sus ojos. Y aunque muchas veces se hagan o nos hagamos los fuertes quisiéramos ser como una computadora y contar con este botón en nuestra mente, hacer un solo clip y ya.

Imagen: Pinterest

Eliminar cada escena junto a esa persona, palabra, gesto, beso y caricia; y aunque suene de manera despreciativa eliminarla completamente de nuestra vida, pues hace más daño al recordarla y creyendo que alguna vez se puedan volver a repetir solo los buenos momentos, llenándonos falsamente de ilusiones fingidas.

Imagen: Pinterest

Una cosa he aprendido de esta agridulce vida. Recordar con cariño a quien a dejado una huella positiva en mi, y quien no debería ser eliminada por completo, sin remordimiento y una mínima dedicación de recuerdo.